pix

Menú de Temas

En el lado derecho de la página hallas el menú de temas organizado por secciones para una fácil navegación y ubicación de los temas buscados.
Comienza ya a disfrutar del material

Sala de Lectura

El Nombre Alejandro en los Hebreos

Muchos de los Hijos de Israel llevan el nombre Alexander, que españolizado es Alejandro. ¿Cuál es la razón?

Se debe a un suceso ocurrido con el rey Alexander de Macedonia -Alejandro Magno-. Cuando el Templo Sagrado aún estaba en pie, Alejandro Magno salió con su poderoso ejército para enfrentar a Dariavesh –Darío-, que era el rey de un poderoso imperio que abarcaba también a la Tierra de Israel.

Alejandro había vencido a todas las naciones que participaban de la alianza del imperio de Darío, y ahora se preparaba para guerrear contra Jerusalén.

Pero antes de dar el golpe ocurrió un suceso inesperado; cuando Alejandro Magno se acostó sobre su cama para descansar, se le apareció sobre su cabeza el aspecto de un hombre vestido de blanco, portando una espada en su mano. El hombre alzó su espada sobre la cabeza del rey, y Alejandro sintió mucho miedo. Por eso le dijo:
—Mi señor, ¿por qué vais a matar a vuestro siervo?

El hombre le respondió:
—Yo soy el ángel que ha sido enviado por Dios delante de ti para conquistar para ti poderosos reinos. Y ahora has de morir por pretender levantarte contra Jerusalén, con el propósito de dañar al pueblo de Dios.

Alejandro le dijo:
—Perdona la falta de tu siervo, y si el hecho de que yo conquiste Jerusalén te parece malo, entonces me volveré.

El hombre le dijo:
—Ve a Jerusalén, y cuando estés allí, y veáis a un hombre vestido de blanco, con mi aspecto y apariencia, entonces te prosternarás a tierra ante a él, y todo lo que te diga habéis de hacer. No profanes su palabra, pues el día que lo hagáis, moriréis.

El rey se levantó y fue a Jerusalén. Cuando se aproximaba a la región, todo el pueblo hebreo oyó que Alejandro de Macedonia se acercaba y temieron mucho, por eso clamaron a Dios y decretaron ayuno público. Después salieron al encuentro del soberano para homenajearlo y suplicarle piedad. Entre el pueblo se encontraba Janania, el sumo sacerdote, que estaba vestido de blanco.

Cuando el rey vio a Jananiá, se dio prisa para descender de su corcel, y correr a prosternarse a tierra ante él.

Al ver eso, los reyes de la alianza de Alejandro se enojaron y le dijeron:
—¿Por qué te prosternas ante ese hombre que no tiene fuerza para la guerra?

Alejandro les respondió:
—No os irritéis por esto, pues el ángel que va delante de mí en todas las guerras para ayudarme, tiene el mismo aspecto que este hombre ante el cual me prosterné.

Janania, el sumo sacerdote, y el rey Alejandro entraron a Jerusalén. Una vez allí, Janania condujo al monarca hasta el Templo Sagrado. Le mostró los atrios, los salones, el sitio del Altar, el Lugar santo –Eijal-, y el Sitio ultra sagrado -Kodesh HaKodashim-.

Después de observar todo eso, el rey dijo:
—Bendito sea el Dios de este Templo y dichosos vosotros, que sois sus siervos y le servís. Y ahora, haré para mí un recuerdo en este sitio; daré oro a los artesanos para que construyan una estatua con mi fisonomía, para que sea colocada entre el Lugar santo y el ultra sagrado. De esta manera, mi estatua quedará como recordatorio en la casa de este gran Dios.

El sumo sacerdote le respondió:
—Nosotros no tenemos permiso del Dios de este Templo Sagrado de recibir ninguna estatua ni imagen. Pero yo haré para ti un recuerdo mejor del que habéis propuesto. Me encargaré de que todos los niños de los sacerdotes que nazcan en este año, en todo Judea y Jerusalén, sean llamados a tu nombre: Alexander. De esta manera será para ti por recordatorio, cuando vengan para realizar el servicio en este Templo.

La idea satisfizo mucho al rey, y otorgó una importante donación de oro para el Bedek Habaít (el despacho administrativo del mantenimiento del Templo Sagrado). Después se prosternó al Dios de Israel y se retiró.

Así surgió el nombre de Alexander en los integrantes del pueblo judío.

  Volver a Inicio
--------------------
 

 

Energía del Nombre

pix

El nombre propio es el ente que capta la energía cósmica a través de las letras que lo integran y la proyecta sobre la persona. Esa energía es determinante en la formación, el forjado, y el desarrollo de la personalidad, como así todas las cualidades y capacidades innatas.

Enviar un nombre

Atributos

Es importante conocer el medio que permite captar la energía suprema a través de la voluntad. Y ese medio son las letras hebreas, con las que fue creado el mundo, y por ende, todas las almas, y también los nombres propios.

Contacto

Contactar con nosotros es muy fácil. Y nos es muy grato recibir vuestras cartas. Por eso, he aquí varias opciones para contactarnos.

ad ad ad

E-mail: contacto@hebraicadigital.com