pix

Menú de Temas

En el lado derecho de la página hallas el menú de temas organizado por secciones para una fácil navegación y ubicación de los temas buscados.
Comienza ya a disfrutar del material

Sala de Lectura

La enseñanza esencial de cada rasgo de la Torá

Todas las palabras de la Torá tienen una explicación intrínseca. El texto bíblico está calculado con una precisión exacta, incluso los rasgos más pequeños de cada una de las letras. Cada cosa enseña algo importante y trascendental.

Una prueba de eso la hallamos en el versículo que se refiere a la circuncisión de Abraham y su hijo Ismael. Como está escrito: «Abraham tenía noventa y nueve años cuando se circuncidó la carne de su prepucio. Y su hijo Ismael tenía trece años cuando se circuncidó a la carne de su prepucio» (Génesis 17:24-25).

Se observa que respecto a Abraham está escrito: «Abraham tenía noventa y nueve años cuando se circuncidó la carne de su prepucio». En esta declaración no aparece la preposición «a» (que en hebreo se escribe a través de la locución «et»). Y es sabido que esta preposición se incluye en el texto bíblico para incrementar algo adicional, además del sentido llano. Pero al mencionarse la circuncisión de Abraham, no aparece.

Sin embargo, más adelante, en relación con Ismael, está escrito: «Y su hijo Ismael tenía trece años cuando se circuncidó a la carne de su prepucio». Se incluye la preposición «a». ¿Por qué esta diferencia?

La razón se debe a que Abraham, debido que era anciano, y se había demudado en él la membrana inferior que hay debajo de la piel que recubre el glande, por medio de las relaciones que había mantenido con una mujer, por eso está escrito acerca de él: «Abraham tenía noventa y nueve años cuando se circuncidó la carne de su prepucio». No está escrita la preposición «a», porque sólo debía cortar la piel que recubría su prepucio. Pero Ismael, que al ser aún un niño no se había demudado en él la membrana inferior que hay debajo de la piel que recubre el glande por medio de las relaciones mantenidas con una mujer, por eso está escrito acerca de él: «Y su hijo Ismael tenía trece años cuando se circuncidó a la carne de su prepucio». Está escrita la preposición «a», porque debía cortar la piel que recubre el glande y además la membrana inferior que hay debajo (Midrash Raba Génesis 47:8).

  Volver a Inicio
--------------------
 

 

Energía del Nombre

pix

El nombre propio es el ente que capta la energía cósmica a través de las letras que lo integran y la proyecta sobre la persona. Esa energía es determinante en la formación, el forjado, y el desarrollo de la personalidad, como así todas las cualidades y capacidades innatas.

Enviar un nombre

Atributos

Es importante conocer el medio que permite captar la energía suprema a través de la voluntad. Y ese medio son las letras hebreas, con las que fue creado el mundo, y por ende, todas las almas, y también los nombres propios.

Contacto

Contactar con nosotros es muy fácil. Y nos es muy grato recibir vuestras cartas. Por eso, he aquí varias opciones para contactarnos.

ad ad ad

E-mail: contacto@hebraicadigital.com