¿Sabías Qué...?

¿Sabías Qué...

el alma ingresa a la persona en un momento determinado?

Antoninos, el emperador de Roma, le preguntó a Rabí Iehuda Hanasí: ¿a partir de qué momento el alma es dispuesta en la persona; cuándo sale del vientre de su madre, o aun antes de salir del vientre de su madre?

Rabí Iehuda Hanasí le dijo: cuando sale del vientre de su madre.

Antoninos le dijo a Rabí Iehuda Hanasí: ¡No es así! Pues se asemeja al caso de la carne de un cadáver cuando se la dejare tres días sin colocarle sal, inmediatamente se descompondría. Resulta que el alma es dispuesta en la persona antes de nacer; pues si no fuere así, ¿cómo puede mantenerse la carne durante todo el tiempo de gestación del feto sin descomponerse?

Rabí Iehuda Hanasí le reconoció el planteo como válido. Pues igualó su reflexión cognitiva a la intención de lo manifestado en el versículo. Como está dicho: “Vida y misericordia me concediste; y tu ordenanza –impartida para que yo naciere- conservó mi espíritu” (Job 10:12). Es decir, mi espíritu se conservó en mi interior desde el momento en que emitiste Tu ordenanza. Es decir, ¿a partir de qué momento otorgaste en mi interior el alma? Desde que lo ordenaste, o sea, cuando emitiste el decreto de que aquella gota proveniente de mis padres biológicos se convertiría en un ser humano, y ordenaste al ángel encargado que dispusiere en ella el alma asignada (Midrash Raba Génesis 33:10).

Indice de ¿Sabias Que...?  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin