Numerología

Letras puntuadas en la Torá

Una norma de ética aprendida de los ángeles

En el libro del Génesis está escrito: El Eterno Se le apareció -a Abraham- en la planicie de Mamre mientras estaba sentado en la entrada de la tienda, en pleno calor del día. Alzó sus ojos y miró: he aquí que había tres hombres -tres ángeles con aspecto de hombres- ubicados frente a él. Él los vio y corrió hacia ellos desde la entrada de la tienda, y se postró sobre el terreno. Y dijo: «Señores míos, si he hallado gracia en tus ojos, por favor no sigas de largo ante tu sirviente».

«Que traigan un poco de agua y lavad vuestros pies, y reclinaos debajo del árbol. Iré a buscar un pedazo de pan para que tengan sustento, luego continuaréis, por cuanto ya habréis pasado por el camino de vuestro sirviente». Dijeron ellos: «Haz como dices, tal como has dicho».

Y Abraham se apresuró a la tienda, a Sara, y dijo: «¡De prisa! ¡Tres medidas de harina, de sémola; amásala y haz tortas!». Y Abraham fue corriendo al ganado vacuno, tomó un ternero, tierno y bueno, y se lo dio al joven, quien lo preparó enseguida. Tomó crema y leche y el ternero que había preparado, y los colocó delante de ellos; y se paró frente a ellos, debajo del árbol, y ellos comieron (Génesis 18:1-8).

A continuación está escrito: “Ellos le -elaiv- dijeron: «¿Dónde está Sara tu mujer?». Y él dijo: «Está en la tienda»” (Génesis 18:9).

Por tradición la expresión “elaiv” se puntualiza en el rollo de la Torá del siguiente modo: las letras “alef”, “yud”, y “vav” se puntúan, en cambio la letra “lamed” no se puntúa. Dijo Rabí Shimón ben Elazar: en todo lugar de la Torá en el que tú hallas que la escritura –las letras sin puntuar- son más que las letras puntuadas, es una indicación para que realices una deducción, entonces tú disertas la escritura –las letras sin puntuar-, quitando las letras puntuadas, que son las menos, y obtienes una nueva palabra formada por las letras sin puntuar. Sin embargo, si las letras de la palabra que están puntuadas son más que la escritura –las letras sin puntuar-, tú disertas las letras puntuadas, quitando las letras sin puntuar, que son las menos, y obtienes una nueva palabra formada solamente por las letras punteadas.

Ahora bien, aquí, en nuestro caso, en la expresión “elaiv” las letras de la palabra que están puntuadas son más que la escritura –las letras sin puntuar-, por lo tanto tú disertas las letras punteadas, quitando la letra “lamed”, que no está puntuada. Quedan las letras “alef”, “yud”, y “vav” que están puntuadas, y forman la palabra: “aió”, que significa: “¿Dónde está él?”, en referencia a Abraham. Tal como dijo Rabí Azaria: así como los ángeles dijeron a Abraham: «¿Dónde está Sara tu mujer?» E hicieron esto pese a que sabían donde ella se encontraba, pero era su intención destacar sus virtudes ante su marido, y provocar que éste la aprecie más aun. Y del mismo modo procedieron con su esposa; le dijeron a Sara: ¿“Aió Abraham”, es decir: “¿Dónde está Abraham?”. E hicieron esto pese a que sabían donde se encontraba, pero era su intención destacar sus virtudes ante su mujer, y provocar que ésta lo aprecie más aun. Se aprende de aquí una norma de ética y moral, enseñando al individuo a preguntar donde se hospeda al hombre por la mujer y a la mujer por el hombre (Midrash Rabá Génesis 48:15).

Untitled Document

 

Indice de Numerología  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin