Sección Kabala

Kabala

Edición en español del libro Zohar

Introducción general al estudio de la Cábala

LA DIVISIÓN DE LAS SEFIROT
Introducción

Hasta ahora explicamos el proceso de creación de los entes existen-tes en términos de las sefirot keter, jojmá y biná. Dijimos que estas sefirot representan el plano conceptual, de pensamiento y planifica-ción, y que conforman un nivel más elevado en comparación con el nivel de la acción.
Recordemos que no estamos hablando de una acción física o material. El objetivo de la acción de las sefirot es sentar las raíces espi-rituales de la realidad. Es decir, cuando un hombre quiere, planea o hace algo, todo eso tiene su raíz en el pensamiento de la creación. Estas tres sefirot proporcionan la raíz conceptual que aparece en el hombre, al tiempo que las demás sefirot otorgan las raíces que permi-ten continuar con el proceso.

Jesed, gevurá y tiferet – netzaj, hod y iesod: las sefirot de la construcción,y maljut: receptora universal

Las sefirot de keter, jojmá y biná son conocidas como las tres prima-rias, por ser las primeras y por ser las de mayor nivel. Las demás sefi-rot se denominan las siete inferiores.

En principio vamos a referirnos a estos dos grupos. De acuerdo con esta división, las tres primeras sefirot se ocupan del estadio del pensamiento y las siete inferiores de la realización. En otras palabras, las tres primeras brindan las raíces del pensamiento y la planificación, y las siete inferiores las raíces de la acción.

Para visualizarlo mejor tomemos nuevamente el ejemplo de un hombre que desea construir una casa. Dicha voluntad incluye desde un comienzo todos los pasos que se llevarán a cabo en la construc-ción hasta sus últimos detalles. Como la sefirá de keter representa el aspecto de la voluntad, todas las sefirot están incluidas en ella. Luego de la voluntad de construir la casa, es necesario el arquitecto para que planifique y haga el diagrama general de la misma, con sus res-pectivos pisos, secciones, dormitorios, etc. Esta es la dimensión de la sefirá de jojmá. Para continuar es necesario un ingeniero, que debe llevar a la práctica lo descrito en el plano general del arquitecto. El ingeniero programa el tipo de materiales que habrá de utilizar y sus cantidades. Esta es la dimensión de la sefirá de biná. El ingeniero decide también si es posible implementar la idea del arquitecto, y ya que las ideas son ilimitadas, muchas veces es imposible ponerlas en práctica en su totalidad. Por eso el ingeniero fija los límites de las ideas generales del arquitecto. Esta es en realidad la función de la sefirá de biná.
El próximo paso es el de la realización. En el ejemplo anterior, los obreros y los distintos especialistas representan las seis sefirot de jesed, gevurá, tiferet, netzaj, hod y iesod, que son llamadas sefirot de la «construcción», o sea, de la realización.

Quien entra a una casa, vive y hace uso de ella, está reflejando el nivel de la sefirá de maljut, quien recibe todo lo que tiene de las otras nueve sefirot, y quien, por sí misma, nada posee.

La sefirá de daat (conocimiento), sobre la que hablaremos más adelante, funciona como el contratista que imparte instrucciones a los obreros para que lleven a cabo lo estipulado por el ingeniero y el arquitecto. Este contratista es el eje de unión que liga al arquitecto y el ingeniero, por un lado, con los obreros, por el otro. En términos cabalísticos, la sefirá de daat conecta a las sefirot de keter, jojmá y biná por un lado, con jesed, gevurá, tiferet, netzaj, hod y iesod por el otro.
La sefirá de maljut no es activa ni en la planificación ni en la reali-zación. Ella sólo recibe, y no posee nada por sí misma. A la sefirá de

maljut se la compara con la Luna: así como ésta recibe su luz del Sol, la sefirá de maljut recibe su poder espiritual de las demás sefirot.
La sefirá de maljut conforma la raíz espiritual de todas las criatu-ras, actuando como conductora y receptora de todo lo que les llega. Es decir, las raíces espirituales que otorgan existencia y mantienen todas las partes de la realidad, comienzan en la voluntad –keter– y desde ahí se desprenden gradualmente a través de las sefirot,de acuerdo a un orden establecido, hasta llegar a la sefirá de maljut. La función de la sefirá de maljut es traspasar a las criaturas toda la abun-dancia que llega a ella desde los niveles superiores. Cuanto más reci-be el maljut, más abundancia recibirán las criaturas.

En resumen, hablamos de tres grupos: 1) keter, jojmá y biná – concernientes al pensamiento 2) jesed, gevurá, tiferet, netzaj, hod y iesod – concernientes a la realización 3) maljut – concerniente a la recepción y traspaso.

Untitled Document

Nota: La edición en español del Zohar, de Editorial Obelisco, puede conseguirla en la librería más próxima a su domicilio.


Untitled Document

Importante

Para comprender más profundamente los estudios de Cábala, acceder a este curso (está en audio y se puede escuchar y descargar libremente):

Acceder a la audición de Cábala: clik aquí

Indice de Kabala  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin


Warning: include(../contadores/contador_kabala.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/26/4018226/html/kabala/division_sefirot.php on line 187

Warning: include() [function.include]: Failed opening '../contadores/contador_kabala.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/26/4018226/html/kabala/division_sefirot.php on line 187