Actualidad



por Gabriel

PURIM Y LOS PECADOS DE ISRAEL

En este caminar en que vamos, nos acercamos ya a conmemorar una vez más Purim. Fecha asaz importante para nuestro pueblo y digna de ser recordada por todas las generaciones. Muchos de nosotros vemos a veces con ligereza los verdaderos motivos que llevaron a Hashem a enojarse contra Israel y a permitir que el rashá Hamán, que su nombre sea olvidado, fuese la persona sobre la cual recayese la responsabilidad de ejecutar el decreto de exterminio que había proferido Hashem, exaltado sea su Santo Nombre, producto de las irreverencias mismas del pueblo. Como veremos no fue antojadizo que Hamán el rashá se ensañara contra Israel, sino que los pecados, las trasgresiones e irreverencias de Israel, motivaron el enojo de HaKadosh Baruj Hu y en los cielos El, exaltado sea su Santo Nombre, decidió decretar el exterminio de Israel, utilizando, de por si, a un enemigo jurado del pueblo para ejecutar Su decreto. Pero veamos esto más en detalle.

La Meguilá de Ester da inicio precisamente reconociendo que Ajashverosh, rey de Media y Persia y de todo lo conocido, que gobernaba sobre 127 naciones, realmente tenía el reinado más poderoso que se conociese en el momento, no había rey más poderoso que él. Llegaba a su tercer año en el trono al cual había ascendido desde las cuadras de los caballos, ya que su esposa, la reina Vashti, era la que tenía linaje real por ser ella bisnieta de Nabujadnezer (Nabucodonosor) y no Ajashverosh que se casó con ella cuando cuidaba los caballos reales.

Para celebrar ese tercer año en el trono, el Rey Ajashverosh dio un gran banquete, organizó una grandísima fiesta para llenar y exaltar su vanidad y consolidar su poder. Precisamente en ese tercer año de su reinado, se cumplen los 70 años que predijo el profeta Jeremías y pletórico de altivez se dijo a sí mismo: Mi antecesor erró en el conteo de los 70 años que dijo Jeremías y es ahora hoy, cuando la profecía se cumplió y nada pasó, nada de lo que dijo el profeta Jeremías se dio, por lo que: “He aquí que soy más poderoso que el Elohim de Israel, que puedo hacer cuanto deseo y que no hay nadie más poderoso que yo”. Azuzado por su esposa Vashti fue cuando decidió hacer este gran banquete en su honor, una fiesta de idolatría para denigrar la Torá, al pueblo de Israel y desde luego a Hashem mismo, a Quien tontamente creyó haber vencido.!!!

Su fiesta fue peor, más grave, más pavorosa que su antecesor, Belshatzar nieto de Nabujadnezer, quien había dado años atrás una fiesta parecida, empleando en ella, los utensilios que los babilonios había saqueado del templo, copas, vasos, vestiduras de los cohanim, etc. De igual manera el Rey Ajasherosh saco todos los utensilios saqueados y robados del Templo, todo para idolatría. Supo porque así le dijeron los consejeros que si lograba hacer que el pueblo de Israel mismo pecara contra Hashem, nada los salvaría, caerían y si Di-s se enojara con el pueblo, de seguro los mataría a todos. Esa era su lógica. Pero una cosa es lo que piensa el hombre y otra la que determina Di-s.

Las vestiduras del sumo sacerdote del templo decidió usarlas él mismo para mayor degradación y para vergüenza de Israel. En ese momento en lo alto se firmo su sentencia, la sentencia que hacía que su reino también sucumbiera.

Esta fiesta tuvo como invitados, nada más y nada menos que a todos los judíos de la comarca!. El los invitó para que participaran de su irreverencia, de la profanación de los utensilios del templo y para que lo vieran con las vestiduras del Cohen Hagadol!!!. Sin embargo, no todos cayeron en su trampa. Había entre ellos uno de los más grandes sabios de Israel, se llamaba Mordejai. El se dio cuenta de la trampa que les ponía el rey, de que eso no se podía hacer ya que son cosas sagradas a Hashem y que no se podían profanar.

Lamentablemente el pueblo no escuchó y Ajashverosh con toda la mala fe los invitó para que profanaran a Hashem. Fue así como lamentablemente 18.500 judíos asistieron al banquete en honor a la derrota de Hashem y al no cumplimiento de la profecía de Jeremías de los 70 años y comieron y bebieron con gran regocijo. Y fue así, como en ese momento en el cielo el acusador que vigila los actos de Israel le dice a Hashem lo que sucede y el Eterno se da cuenta que ha habido profanación, que Israel se había aliado al rey Ajashverosh en su degenerada fiesta y que el pueblo debía ser exterminado.

Como vemos, Am Israel fue el único responsable del decreto de exterminio sobre ellos, ya que incitaron la ira del Santo al compartir con el rey una celebración pagana, evidenciando el irrespeto, la irreverencia y la rebelión que prevaleció contra Hashem. Sin embargo, y dichosamente como suele ocurrir, hubo una persona temerosa del Eterno, que vio la trampa del rey, como tzadik que era, se percató del decreto de los cielos y más bien en vez de ir a la fiesta, se reunió con los sabios para orar, clamar y ayunar para que el decreto fuera invalidado. Se trató de Mordejai el judío. Eso fue en domingo, seis días más duraron los sabios y Mordejai, orando, rezando, ayunando y clamando a Hashem para que revocara su decreto, hasta que al fin cuando llega el sétimo día, que era Shabat, Hashem tuvo misericordia de su pueblo, acogió los rezos y revocó el decreto que pesaba sobre Israel, tomando en cuenta la teshuvá del pueblo entero y del papel fundamental que tuvo la reina Ester, de quien comentaremos más en detalle en entregas futuras.

Este brevísimo comentario de los hechos que se conmemoran en pocos días, nos deben llamar a reflexión ya que como vimos, no fue por gusto o porque no tenia nada que hacer Hashem en los cielos que se le ocurrió aniquilar y exterminar a Israel, sino que fueron las irreverencias, las trasgresiones, el irrespeto y la insujeción, las que llevaron al pueblo de Israel a colmar la paciencia del Santo para que tomara la decisión de aniquilarlos. Son nuestros actos, nuestras irreverencias y el alejamiento de los preceptos y de la Torá, lo que hace venir sobre nosotros tantas y tantas desgracias, tantos y tantos sufrimientos como un efecto ineludible, de las causas que nosotros mismos hemos originado. Toda acción genera una reacción, de manera que si hemos llevado a cabo actos correctos, recogeremos resultados correctos, pero si por el contrario hemos sembrado rebeldía, insujeción, desprecio a la Torá y a Hashem mismo, dichos actos tienen que ser corregidos, tienen que acomodarse de nuevo a los designios de Hashem para que Su plan continúe, lastimosamente, siempre esta corrección para nosotros, es harto dolorosa. Así mismo le sucedió al pueblo de Israel en ese entonces, comieron y bebieron y celebraron en una grande fiesta de siete días el tercer año del reinado de Ajashverosh y lo que llevaba implícita dicha celebración como vimos.

Como nos queda demostrado, nuestras trasgresiones, así como las del pueblo de Israel, siempre serán llevadas al trono del Santo por medio de nuestros acusadores, de manera tal que una vez decretada la sentencia en nuestra contra o contra el mismo pueblo de Israel, siempre habrá algo o alguien que se encargue de ejecutarla con mucho dolor para nosotros, como fue el caso de Hamán, que su nombre sea olvidado, sobre quien recayó la responsabilidad de dar ejecución al decreto de Hashem, pero que dichosamente al ruego, ayuno, clamor y llanto del resto del pueblo y a la reina Ester, finalmente Hashem tuvo misericordia de ellos y decidió no destruirlos. Esto nos demuestra que muchos decretos pueden ser perdonados, muchas de nuestras faltas Hashem puede hacerlas pasar por alto, pero previo a ello hay que quebrarse en llanto, arrepentimiento genuino, solicitar perdón, clamar gemir, humillarse y reconocer de manera absoluta la responsabilidad de nuestros actos, para mover Su Jesed y hacer que borre la trasgresión, si ello está dentro de Sus planes. Nunca es suficientemente tarde para arrepentirse de los pecados cometidos, cualquier momento es bueno y como bien dice Rab Najman, el Eterno nos recoge ahí donde estemos, en cualquier estado en que estemos, siempre y cuando hagamos una verdadera y legítima teshuvá y nuestros deseos de perdón sean genuinos.

Gabriel

Fuentes:
1.- Midrash Meguilá
2.- Meguilá Ester, Rab. Manes Kogan

Últimos artículos publicados  

 

 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces