Enseñanzas


por Gabriel

EL AFAN POR LO VANAL

Nuestra atención cotidiana se dirige la mayoría de las veces hacia cosas poco importantes. Pasamos el día poniendo atención a sensaciones y sentimientos que nos causan malestar, temor, duda, muchas veces desesperación y muchas cosas más. Ante esta encrucijada tomamos trinchera y pensamos que solos podemos enfrentarnos a todas estas situaciones, muchas de ellas límites, y que somos muy capaces de salir adelante. Pensamos muchas veces que nuestra fortaleza, que nuestro tino e inteligencia o nuestro proceso discursivo diario, son en bastante para poder resolver esta cotidianidad y salir airosos de las justas existenciales a las cuales nos enfrentamos día a día. Ni que decir también en cuanto a la otredad, es decir, a la tolerancia y aceptación que tenemos que tener con el “otro” u “otra” en razón de sus diferencias propias con respecto a las nuestras o viceversa.

Esta ensalada de ideas nos persigue a diario y finalmente nos hace reconocer que finalmente podemos ser merecedores de una amplia victoria ante nosotros mismos, que podemos solos, salir adelante con esfuerzo, empeño y un poco de dedicación. Que nuestra humanidad nos basta para vencer las vicisitudes diarias y que la vida no es una entelequia sino algo real que podemos manejar… Nada más lejos de la realidad.

Hay un precioso Salmo al cual a diario me remito cuando empiezo a discurrir acerca de mi fortaleza para resolver individualmente las situaciones y siempre me desengancha de mi irrealidad y me hace poner los pies bien puestos en el suelo. Me hace reconocer la soberanía de Quien comanda el universo y que está tras de todas las cosas existentes.

El Rey Salomón hace un reconocimiento magistral de una realidad que no podemos eludir, con palabras sencillas y precisas abre nuestra inteligencia para clarifica nuestra mente y concluir Quien en verdad comanda nuestras vidas. El concepto errado que nosotros podemos controlar las cosas, que nuestra vida toda está bajo nuestra misma férula, se quiebra ante las poderosas y potentes palabras del salmista y nos descubre una realidad clara y concreta que nos debe llamar a reflexión, cuando creemos que solos podemos resolver todas las cosas y que solos somos capaces de enfrentarnos a nuestro entorno vital únicamente armados con nuestras propias armas.

“Si el Eterno no construye la casa, en vano se esfuerzan los que la construyen. Si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los guardianes” (Salmo 127:1)

Nuestra manera de pensar y de vivir se quiebra en pedazos ante tan tremenda verdad expresada hace tanto tiempo ya por uno de los hombres más sabios de todos los tiempos. Se destaca en el Salmo que el hombre no debe desgastarse vanamente y de manera exagerada en su esfuerzo banal por conseguir las cosas que desea, pensando que él puede resolver esta situación, que puede asegurar el resultado de lo que hace en su vida, cuando realmente no depende de él, sino de manera absoluta de la voluntad del Eterno y de Su misericordia. Nada hacemos nosotros poniendo todo nuestro empeño en un proyecto que no tiene las bases firmes y que fue concebido de manera independiente a la voluntad del Santo. Nada logramos si empezamos a construir nuestra vida sobre una plataforma espuria e inextricable o peor aun, sosteniendo nuestra vida sobre conceptos de estólida sencillez o bien sobre la base de razones ignotas.

El esfuerzo, el trabajo, el empeño, la tozudez, el afán diario y el desafío, se desploman ante las palabras del Salmo ya que de una manera absolutamente diáfana nos sentencia que toda nuestra vida solo puede ser edificada por el Eterno, de lo contrario es una estructura hueca sin sustento alguno aún si ponemos todo el empeño y nuestro sudor en ello. De igual forma pensamos muchas veces que podemos comandar nuestra vida, que tomamos las previsiones necesarias para mantenernos resguardados de los peligros que nos asechan a diario, que nuestra vida es segura por nosotros mismos. Nada más lejos de la realidad, solo el Eterno puede guardarnos, solo El puede poner a buen recaudo nuestras vidas y librarnos de todos los peligros diarios, de los que vemos y podemos medio esquivarlos y de los que no vemos y que son los más. Si el Eterno no cuida y guarda nuestras vidas, en vano podemos nosotros hacerlo, si El no vigila y cuida de nosotros, nuestras vidas están completamente a la deriva. Solo El puede cuidarnos, edificar de manera fuerte y segura nuestras vidas y guardarnos de todos los peligros y vicisitudes diarias. No olvidemos esto.

Gabriel 

Últimos artículos publicados  

 

 
 

 

  .  
.

Busca el libro con tu nombre aquí


Frases inspiradoras

En esta época moderna, donde hay tanta tecnología e innovación, es cuando más falta hace la energía humana salida directamente del corazón, y transmitida personalmente, sin la mediación de ningún intermediario tecnológico; esa pequeña pero gran acción es capaz de revivir las esperanzas y renovar la energía de la persona con quién hablamos, y también la nuestra propia.

—————

No siempre es suficiente con la buena disponibilidad, y la capacidad individual, ha veces para triunfar también hay que valerse de la creatividad.

—————

Donde hay unión no hay traición, pero si surge división, la invasión de los sentimientos de odio y rencor crecerán y se multiplicarán, y nadie ganará; por eso, siempre es bueno multiplicar los esfuerzos para conservar la unión, que aunque mucho se pierda en lo que respecta a los deseos personales, será mucho más lo que se gane por el efecto de la fuerza grupal conjunta.


 

Conoce la Energía
de las letras de
tu NOMBRE


¡Este libro te ayudará a superarte!

Vídio de Presentación

 

¡Imperdible!

¡Más Novedades!

  .  
.

¡Únete a la página y conoce todas las novedades!

Click aquí


¡Ya está en librerías!

  .  
.

 

Clik aquí para saber más


¡La novedad que todos estaban esperando!

Si te apasiona la Mística y la Numerología, te recomendamos leer un libro que seguro te fascinará: Numerología y Cábala. Es una obra elaborada a tu medida.

En el mismo encontrarás un compendio completo de las letras hebreas y las enseñanzas místicas que surgen de las mismas. Además, hallarás el desarrollo y la explicación de temas trascendentales, vistos según la óptica de la Numerología y la Cábala.

Todo está explicado en forma clara y amena. Muy recomendado: IPara conocer más sobre el libro Numerología y Cábala, click aquí

     
.

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces