Consideraciones del Amor

Hola soy un Tzadik

Hola soy un Tzadik
por Ariel Ephraim

Cuando en la parasha Vayishlaj Yakov envía mensajeros a Esav diciendo “He habitado con Laban…”, Rashi explica que “Garti – He habitado” tiene el valor numérico de 613, sugiriendo que Yakov cumplió los mandamientos aún mientras vivía con el malvado Laban. Esta explicación por sí misma no demuestra por qué Yakov pudo haber querido hacer esta alusión antes de encontrarse con Esav.

¿De qué le servía a Yakov presentarse como un Tzadik ante su hermano Esav? ¿No provocaría esto más envidia y enojo por parte de Esav? Ademas, un Tzadik no habla generalmente de sus logros y virtudes. En general, la interpretación de Rashi parece difícil de entender en el contexto de esta historia.

Por otro lado, si tomamos la interpretación de Rashi como correcta, nos queda entonces entender el significado de la alusión que hace Yakov a su obediencia a los mandamientos en un medio adverso en la casa de Laban.

Dos posibles interpretaciones surgen al respecto: (1) Yakov quiso advertir a Esav que se estaría enfrentando con un hombre de Dios y por principio se le debía tratar con respeto en vez de violencia; (2) Yakov quiso recordar a Esav que el guardar los mandamientos genera protección contra los ataques de bestias y enemigos por lo que Esav no tendría muchas posibilidades de vencerlo.
Ambas posibilidades indican la naturaleza equilibrada de Yakov quien a la vez en amor previene pero con firmeza amenaza a Esav de su inminente error y derrota si lo llegara a atacar. Este acto sutil de balance perfecto entre el amor y la agresividad es lo que tal vez le dio a Yakov el merito de ser llamado Yisrael – El camino directo a Hashem.

Ariel Ephraim

Indice de sección  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces