Consideraciones del Amor

El Enojo

El Enojo
por Ariel Ephraim

Enojarse nunca es bueno. Moshe se enojó en tres ocasiones diferentes y en las tres tuvo las mismas consecuencias: “Se equivocó”. Así lo describe Rashi.

Una de esas ocasiones sucede en la parasha Matot cuando Moshe se enoja porque los israelitas traen un botín no permitido de la guerra y Moshe olvida darles las instrucciones de cómo purificar los utensilios que trajeron. (Las otras dos ocasiones son cuando Moshe se enoja con Eleazar e Itamar por no comer de las ofrendas y cuando se enoja con el pueblo por pedir agua).

Sin embargo, lo que la Tora parece indicar en estos pasajes es que Moshe olvidó ciertos detalles de las instrucciones que Hashem le había ordenado. ¿Por qué entonces Rashi califica la consecuencia como si Moshe se hubiera equivocado, en vez de decir que Moshe olvidó lo que debía decir o hacer?

En realidad, espiritualmente hablando, un error es equivalente a un pecado; y un pecado sólo se comete cuando nos olvidamos de las instrucciones que Dios nos ha dado. Generalmente nos olvidamos de las instrucciones cuando pasamos por un momento de confusión que nubla nuestra mente. Esos momentos de “locura” (como los llama el judaísmo) se presentan cuando nuestro ego se hace más fuerte que nuestra conciencia. Un ejemplo es el enojo.

En resumen, el ego produce enojo, el enojo produce confusión, la confusión nos hace olvidar lo que es correcto, olvidar lo que es correcto nos hace equivocarnos, equivocarnos es equivalente a pecar.

Nuestras almas buscan solamente hacer el bien y complacer al Creador, sin embargo, en un momento de confusión pueden olvidar los detalles que llevan hacia el camino correcto (jaz ve jalila). Que Hashem nos libre del enojo, del olvido, y del error.

Shabat Shalom.

Ariel Ephraim
or-israel.org

Indice de sección  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces