El 9 de Av

El Día 9 de Av

Cuentame lo que Sera
por Ariel Ephraim

La capacidad de hablar y comunicarnos con nuestros semejantes es lo que nos permite a los seres humanos relacionarnos de manera más íntima con nuestros semejantes. De igual manera, cuando El Eterno se comunica con nosotros, fortalecemos nuestra relación con El.

Curiosamente en la parashá Devarim, se hace referencia de manera indirecta a lo que Dios dijo en acontecimientos anteriores, en vez de Dios hablar directamente a su pueblo, como lo hace en otros pasajes de la Torá. El hecho de relatar los diálogos pasados entre Dios e Israel indica un cierto distanciamiento en comparación con la estrecha comunión del pasado. Esto, dicen los sabios, se refleja en que la expresión “vayedaber – y habló” no vuelve a usarse después del fracaso de los espías, sugiriendo que la comunicación directa entre Moshé y Hashem fue afectada a partir de ese momento.

Dicen los comentarios que la Shejiná no se volvió a manifestar en Moshé como antes, desde el episodio de los espías. Según la Tradición, la Shejiná sólo habita donde hay alegría, y en ese día cuando los espías regresaron con su actitud de derrota, hubo mucho llanto. Desde entonces y durante treinta y ocho años, Hashem habló a Moshé a través de señales y sueños, pero no “cara a cara”.

El Midrash dice que fue tal el descontento de El Eterno con el llanto del pueblo el día que los espías regresaron, que les dijo: “Lloran sin motivo, pero si quieren Yo les daré motivos para llorar”. Ese día fue el nueve del mes de Av, cuando siglos después el primer y el segundo Templo fueron destruidos. He ahí la gran tragedia del nueve de Av, pues fue a partir de entonces que la revelación de Dios fue disminuida en este mundo y la comunicación directa con Dios (a través de Moshe o a través del Templo) que permitía esa comunión especial fue reemplazada por relatos de lo que alguna vez fue la relación de Israel con su Padre.

Sin embargo, es en el relato mismo donde encontramos redención. Este Shabat es conocido como “Shabat Jazón – El Shabat de la visión”, porque tenemos la capacidad de ver en la grandeza del pasado lo que puede ser – y será- el futuro. Ese es precisamente el poder de la parashá Devarim, que con el recuento de los sucesos anteriores permite accesar a un grado de revelación suficiente para recordar que la comunicación con nuestro Padre puede ser –y será- restaurada con la venida del Mesías y la construcción del tercer Templo, que sea pronto en nuestros días.

Ariel Ephraim
or-israel.org

Indice de sección  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces