Actualidad

Todo Tiene su Tiempo

“Todo tiene su tiempo y hay un momento apropiado para todo propósito bajo el cielo. Tiempo de nacer y tiempo de morir .Tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado…Tiempo de destruir y tiempo de construir… Tiempo de llorar y tiempo de reír. Tiempo de lamentar y tiempo de bailar….Tiempo de guardar y tiempo de desechar….Tiempo de callar y tiempo de hablar….(Kohelet, cap 3)
Rabi Najmán nos enseña que Rosh Hashana no solo es el primer día del año y del calendario judío, El mes de Tishrei es también su "Cabeza”, establece el proyecto y aspiración de todo el año por transcurrir, aquello que podemos lograr si tratamos de comenzar el año con inspiración, ilusiones, metas, determinación, objetividad y tener nuestra cabeza, nuestros pensamientos, palabras y acciones, encaminados a un objetivo y un sendero definido. Aprendemos de Rabi Najmán que en Rosh HaShaná debemos tener sólo pensamientos buenos y positivos, que D-os es bueno con nosotros y nos otorgará un buen año y dado que Rosh HaShaná está asociado con el pensamiento más que con la palabra, también aconsejó ser muy cuidadosos en el hablar en Rosh HaShaná (Rabbi Nachman-s Wisdom #21)

Rabi Shneur Zalman decía que había que” vivir con el tiempo” colocando en nuestro propio reloj interno, la hora con el ritmo de la vida judía, con la sintonía con D-os, uno puede descubrir la verdadera armonía entre D-os, el hombre y la creación, su posibilidad y vínculo, viviendo cada fecha de nuestro calendario con su propia energía, esencia y conexión, uniendo pasado, presente y futuro. Cada fecha nos impregna con una característica y energía definida, con un reto particular, propio de cada época y fecha del año. Debemos aprovechar de conectarnos y absorber esa energía única y especial de cada momento de la vida. Puede que vengan otros momentos, diferentes, pero nunca con esa carga o esa energía.

Además este año el primer día de Rosh Hashana es Shabat, otorgándole una energía extra especial.

Los Sabios expresan: "el sustento del ser humano está otorgado de un Rosh HaShaná al otro Rosh HaShaná". Los medios, necesidades, en general los recursos para cualquier objetivo que nos propongamos el año entrante. Debemos organizarlos y prepararnos. Reflexionemos, tracemos metas, analicemos lo que queremos pedirle a Di-os, es como hacer un balance donde concretamos lo que necesitamos, queremos: trabajo, proyectos, retomar viejos sueños dejados de lado, corregir situación y mejorar como personas, ayudar a mejorar a una amiga, un familiar, una pareja, un hijo o nosotras mismas.

Al servir la cena de Rosh Hashana, colocamos en la mesa de la festividad los simanim , para recitar los “iehí ratzón”, comemos manzana con miel para un año dulce, granadas, cabeza de pescado para que seamos “cabeza” y no “cola” en este año, zanahoria , ajoporro, etc., cada uno como señal de algo que anhelamos y que esperamos se cumpla en este año. De esta forma concretando lo que buscamos en el nuevo año.

Estas 48 horas de Rosh Hashana tienen una carga de energía que viene recreándose de año en año, fluyendo como una espiral que nos da la oportunidad de conectarnos y dejar que fluya la información de un lado a otro, permitiendo el paso de una energía y carga para todo el año que entra, así como enchufamos un celular a una fuente de energía para cargarlo o a un computadora para hacer pasar la información al teléfono, así circula esa energía del cielo hacia aquellos que se conecten y permiten que fluya esa energía especial y única, una vez al año. A la vez, despojándonos de cargas negativas e innecesarias que lastramos sin necesidad, eliminándolas pero tomando el aprendizaje que nos dejo.

En Rosh Hashaná, conmemoramos el aniversario de la creación, hay una nueva carga de fuerza vital que viene de D-os al mundo. Los Sabios nos dicen que cada año este flujo viene de un nivel de santidad aún más alto que antes. En términos espirituales, cada año que comienza es en verdad nuevo. Hay nuevas posibilidades, nuevo potencial sin explorar, una oportunidad de comenzar de nuevo.

Así como las acciones nacen primeramente del pensamiento y luego tratamos desde una idea inicial, desarrollarla, con sus diferentes posibilidades, tratar de explicarla y aplicarla y en su accionar, ir corrigiendo para encaminarla hacia la meta a la que queremos llegar. En la idea inicial esta el potencial de su desarrollo, sin el primer pensamiento, no hay una idea, un sueño o meta que lograr. Ese es el potencial de todo comienzo, y es el que todos poseemos.

Aprovechemos la energía y el momento del año, para hacer un balance de lo que hemos logrado, de lo que debemos mejorar o corregir, de lo que podemos desechar, de lo que podemos, debemos y queremos lograr.
D-os quiera que el nuevo potencial de vida, crecimiento, aprendizaje de este Rosh Hashaná traiga paz, amor, luz, salud, alegrías, bendiciones, protección y bienestar a todo el pueblo judío y para toda la humanidad, que seamos inscritos en el libro de la vida, con salud y bendiciones, Que logremos cumplir con la meta de la creación, haciendo de este mundo, una morada para D-os y donde cada uno aporte su diferencia para hacer un mundo mejor y logremos la pronta llegada de Mashiaj.

Nelly kaufman de Klein
http://nellyklein.blogspot.com

 

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces