Actualidad

La magia de la vida

La palabra “magia” viene probablemente del antiguo persa magush, que contiene la raíz magh: "ser capaz", "tener poder". Del sánscrito maga (ilusión), de la raízmay (obrar, mover).(Wikipedia)

En tres oportunidades la Torá expresa su total rechazo a las prácticas mágicas: "No practiquéis encantamiento ni astrología'' (Levítico 19:26); "No os dirijáis a los brujos o hechiceros, no consultéis a los adivinos haciéndoos impuros por su causa. Yo, Hashem, vuestro Dios'' (Levítico 31); "Si alguien consulta a los nigromantes y a los adivinos, prostituyéndose en pos de ellos, yo volveré mi rostro contra él y lo exterminaré de en medio de su pueblo'' ( Levítico 20:6). (Nota: Estas prohibiciones se suman a las expresadas en otras partes del Pentateuco. (Éxodo 22:17; Deuteronomio 18:9-12). (Aurara Digital, Dr. Adolfo Roitman)

Rabí Jaim Vital preguntó a su maestro, Rabí Isaac Luria —el santo Ari, la autoridad cabalística más grande del milenio pasado —acerca del uso de la "Cábala práctica". Esto significa el uso de los nombres divinos de Di-os y de ángeles en varias permutaciones en amuletos y encantamientos para curar a los enfermos y de otra manera manipular el mundo natural.

El Ari se oponía estrictamente a tal práctica. Cuando Rabí Jaim señaló que grandes tzadikim (individuos santos) se sabía que habían usado tales métodos, el Ari explicó que eran personas puras y santas y que podían relacionarse con los reinos más elevados de pureza y santidad. El resto de nosotros, explicó, corremos peligro de conectar sólo los reinos más bajos que son una mezcla de bien y mal, arriesgándose a traer impureza sobre ellos mismos, Di-os no permita.( Tzvi Freeman).

¿Pero existe la magia en la vida diaria? ¿Realmente depende de personas especiales o cada uno de nosotros es capaz de producirla? Quisiera hacer una reflexión al respecto:

Hoy me levante repentinamente al ver la hora, Di-os mío!!! Me quede rendida ¡No había oído el despertador! Era tardísimo, corrí y tropecé ufff!! me dolió el golpe, aún así me vestí y salí corriendo, prendí el carro y agarre la autopista ……pero..No puede ser!!!,cerraron la calle , me tengo que desviar!!!, el tráfico ni se mueve, ni modo no puedo hacer nada, atrapada entre carros que igual que yo no dejan de ver la hora o hablan por celulares para avisar la tardanza o adelantar lo que puedan de su trabajo , dando órdenes y tratando de resolver por el teléfono .

En el carro de al lado hay una niña asomada en la ventana de su carro, me mira y se ríe, me saluda con su manita y le contesto. Se ríe abriendo su boquita y mostrándome sus dientes, como invitándome a una sonrisa, le hago una sonrisa más forzada que real y se vuelve a reír y ahora si me sale ya una risa natural , la niña acepta y con su manita me lanza un beso………pienso en la magia de ser niño, del disfrute de las pequeñas cosas…en lo sencillos, prácticos que son…pienso en la magia de trasformar un problema en un reto……pienso en la magia de transformar el tiempo, el tiempo de espera en momentos de reflexión , alegría o conocimiento. ……pienso en la magia de transformar las crisis en aprendizajes y caminos nuevos………pienso en la magia de soñar y volverlo realidad…….pienso en la magia de vivir y no desesperar, de tener fe y ser asertivo, de ser objetivo….en la magia de actuar…..en la magia de dar……


Un mago al realizar sus trucos pareciera que a la vista cambiara las cosas, las transformara en algo distinto a lo que vemos inicialmente. Que fue capaz de crear algo , cuando nos enseña un espacio vacío que de pronto se ve ocupado por algo que no estaba ahí inicialmente o de desaparecer otras que habíamos visto y que ahora ya no están , así es la vida, nos toca transformar problemas en retos, peleas en aprendizajes, fallas en mensajes, desaparecer malas actitudes o recuerdos, eliminar malos hábitos, crear nuevos que nos estimule a ser más proactivos.


La magia de la ilusión y de que todo puede ser posible, es como un motor que nos mueve y nos permite poder seguir adelante.

La magia a la que me refiero es la magia de poder obrar, la magia de transformar, la magia de dar, la magia de la fe que somos capaces de ayudar a hacer un mundo mejor a través de nuestras acciones, pensamientos, palabras.

El que no cree en la magia nunca la encontrará, porque la magia a la que me refiero no es la de brujos o hechiceros, es la posibilidad que tenemos de dar lo mejor de uno , en cada rol que nos toca asumir en la vida , es la capacidad que todos tenemos y que algunos no desarrollamos, de poder aprender, enseñar, cambiar , mejorar, ayudar , apoyar y hacer de este mundo uno digno de que Di-os more en el.

Nelly Klein

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces