Actualidad

La luz en nuestras vidas

Y dijo Dios: "Y hágase la Luz",. Y hubo luz.
Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de la oscuridad.
Bereshit 1:3

Desde que Hashem creó el mundo tenemos la oportunidad de redescubrir esa luz que él hizo y que nos toca encender y propagar a cada una de nuestras almas. ¿Pero como un alma puede encender o propagar la luz si esta no tiene posibilidades de trascender en el mundo físico?, pues si puede, a través de hechos físicos y concretos , pues el alma esta envestida con un cuerpo físico y a través de este podemos y debemos hacer acciones concretas para traer luz a este mundo, por medio de pequeñas acciones, de pequeños preceptos o mitzvot, encendiendo las velas de shabat iluminando nuestro hogar y a nosotras mismas, a través de las velas de januca, ayudando a iluminar el mundo.

Januka es un ejemplo de acciones concretas, de los pocos contra los muchos, de comenzar una acción donde el aceite de un día duro los ocho, sin saber que esto podía pasar, el milagro de la fe, de hacer lo que hay que hacer y dejar lo que corresponde a Di-os. De no dejar de hacer lo que corresponde, por dudas de saber hasta donde puedes llegar, sino que iniciar la acción y con fe en Di-os seguir el camino que corresponde, hacer nuestra parte a plenitud.

Debemos hablar de Ieudith también, una hermosa viuda de una ciudad de Betulia, Judea, hija de Iojanan, el Sumo Sacerdote, cuya ciudad fue rodeada por el ejército de Holofernes, un general Greco sirio. Ieudith se ofrece personalmente enfrentarlo y la reciben por su belleza y dándole de comer quesos muy salados y vinos lo logra emborrachar y dormir y con su misma espada le corta la cabeza. Al amanecer cuando atacan los pobladores de la ciudad de Betulia, el ejército ve a su general muerte, huyen desesperados. Otro ejemplo de una simple mujer, con fe en Hashem y amor a su pueblo que ayuda y triunfa sobre el mal y la posible aniquilación de su pueblo.

La vida es una constante lucha entre lo que quiero y lo que debo, entre la luz y la oscuridad, entre el bien y el mal. Quiera Di-os ayudarnos a descubrir los caminos correctos y debidos, de propagar la luz y ayudar al prójimo y conocer y saber los caminos de Hashem y nos guie siempre por el camino con la luz de su sabiduría que no es otra que la de la Tora.

Feliz januca.

Nelly kaufman de Klein
http://nellyklein.blogspot.com/

 

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces