Armonía

Gavetas

Había una vez una joven llamada Regina, que tenía un hermoso mueble gavetero, el cual tenía muchas gavetitas, decenas de ellas, pequeñas a las que no les entraba mucho.

La joven Regina a medida que ocupaba cada una de las gavetas, la iba identificando por fuera del mueble, según su contenido. Era muy metódica, ordenada y trabajadora. Cuando tenía cuentas por pagar las colocaba en una de las gavetas cuya etiqueta decía “cuentas por pagar”. Cuando estaba molesta por algo lo escribía y metía en una gaveta “molestias” que luego analizaba a ver porque se había producido, reflexionaba y procesaba los hechos, sin embargo trabajaba tanto en su restaurante que cada vez acumulaba más papeles, eso si ,cada uno guardado en su gaveta correspondiente y los días libres iba tratando de ponerse al día.

A veces se quedaba molesta hasta una semana y luego no se acordaba, pero como lo había escrito y guardado podría con calma analizar las situaciones, leyendo los papeles y aprendiendo de todas esas situaciones que ocurrieron. Fue así creando gavetas de molestias, tristezas, problemas por resolver, visitar por hacer, cosas que arreglar.

Muy detallista siempre “alerta” de las cosas que sucedían día a día anotaba y guardaba el papel en su gaveta correspondiente.

Una noche llego más tarde de lo acostumbrado, el restaurant había estado más repleto que nunca, había sido una gran noche, el servicio y la calidad de la comida no habían bajado a pesar de la gran afluencia de gente .Estaba feliz, agotada y sobre todo contenta y orgullosa de sus logros. Al sacar la llave y abrir la puerta, se quedo paralizada, la puerta estaba forzada y adentro se veía todo revuelto, se quedo afuera, pensó antes de actuar, llamo de su celular a la policía y espero su llegada, ellos entraron y revisaron ,la dejaron entrar. Toda la casa estaba revuelta como su estuvieran buscando un tesoro escondido.

Su mueble gavetero igualmente tirado en el piso y gavetas y papeles dondequiera, hasta por las ventanas abiertas salían papeles volando. Agradeció a los policías y suspiro viendo por donde empezaba, de repente comenzó a llorar, levanto su mueble gavetero y empezó a recoger las pequeñas gavetas y meterlas de nuevo en el mueble, de los papeles que habían cerca trato de comenzar a clasificarlos, para ello se sentó y comenzó a leer, este parecía de una molestia, leyó y no recordaba nada ese hecho, siguió con el otro papelito era de cosas por hacer y se dio cuenta que era algo que ya no necesitaba. De repente leyó de algo que le había pasado y comenzó a reír, era un incidente que le había ocurrido con un cliente y lo guardo para aprender de la situación, pero después de unos meses de ocurrido el hecho, sonaba hasta cómico. Agarro otro papel y se rio a carcajada, era un papel de la gaveta de conflictos, pero parecía más a una anécdota que a un problema.

De repente se quedo pensando y a la vez observando a su alrededor, se paro, busco unas bolsas de basura grande y comenzó a meter los papeles en ella. Se dio cuenta que no valía la pena acumular papeles, ni cargar como lastres cosas del pasado, se acordaba de las cosas importantes y que le habían dejado una lección, se acordaba de detalles lindos que le habían pasado, se dio cuenta que muchas de las cosas de la gaveta de molestias ya ni se acordaba. Decidió que las llenaría de recetas, alegrías y papelitos que le dejaban admiradores y seguidores de su cocina y restaurant. Aprovecho y movió muebles de lugar, coloco una nueva reja para reforzar su puerta. Pero sobretodo aprendió que no valía la pena llevar los problemas y preocupaciones como un saco de piedras a cuestas, que si bien podía reflexionar sobre acontecimientos y aprender de ciertas situaciones planteadas, no hacía falta guardarlas, ni en el mueble ni en su alma. Las situaciones y retos dejan un aprendizaje que es el que nos sirve como experiencia y que debemos mantener, para no cometer nuevamente los mismos errores. La vida es un aprendizaje que no acaba mientras estemos vivos.

Nelly kaufman de Klein

http://nellyklein.blogspot.com/

 

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces