Actualidad

Clave invalida

Cuando en la dirección de un email que queremos enviar, fallamos o nos equivocamos por una letra, un guión o un punto no llega a su destino, aún por un pequeño error te sale un letrero: “Error”, “Unknown names” (nombre desconocido).
A veces hacemos un pago por internet y por algún pequeñísimo error, nos sale la frase “acción fallida” y no entendemos porque, ni como.
O cuando más apurados estamos por comunicarnos con el celular nos aparece el letrero” low battery” y se apaga.

Ojala ocurriera algo parecido cuando le hablamos mal a nuestros hijos, se prendiera una luz en nosotros para señalarnos que estamos procediendo erróneamente.

“Mi esposo se molesto por esa tontería” o “me llamaron la atención en el trabajo por unos detalles tontos”. “Mi hijo no entiende porque le llame la atención”. Son situaciones que ocurren a menudo y no entendemos porque pasaron.

Sin embargo cuando una ve más allá que la cara o el hecho y se da cuenta que lo que acaba de decir, o mejor lo que está por decir es más perjudicial que beneficioso o que realmente no beneficia a nadie y logra controlarse, estará enviando un mejor mensaje de control, educación y amor que el de una reacción desproporcional que sólo da la señal “otro de los ataques de mi mamá”.

Cuando una está molesta y está a punto de explotar es preferible decir: “estoy tan molesta que prefiero en este momento no decir más nada hasta que se me pase un poco la disgusto” Y poder conversar cuando la rabia y la ira ya hayan mermado.

Desgraciadamente cuando “explotamos” no hay claves invalidas, todo lo que decimos logra ser escuchado dolorosamente por el oyente, sea el marido o hijos, empleados o amigos, es por ello que no podemos ni debemos equivocarnos, porque causamos daños en los otros y en nosotros mismos, porque causamos dolor a los otros y nos sentimos culpables posteriormente.

Tratemos de no hacer nuestras palabras inválidas, actuemos y hablemos con sensatez y objetividad, validando nuestras palabras con verdad, respeto, amor al prójimo.

Todo lo que decimos afecta a la persona receptora y nos va identificando como personas. “Ella siempre habla así”,”Es una malhumorada” …y va creando una separación en la comunicación , pues la gente tiende a evitarnos o simplemente “aguantarse” nuestro discurso ,sin hacer mucho caso a su contenido.
Para comunicarnos exitosamente debemos usar “Claves Validas” como son un buen tono de voz, con palabras que armen un mensaje concreto, sin faltar el respeto al otro. Así como cuando metemos una clave por una coma, guión o letra no se envía, así debemos cuidar cada palabra que usamos para que realmente sean palabras que unan a las personas y tengan un sentido y objetivo real de comunicación.

La próxima vez, no te equivoques mete solo claves validas para expresarte y comunicarte con los demás.

Nelly kaufman de Klein
http://nellyklein.blogspot.com/

 

Últimos artículos publicados  

Escríbale a la autora


Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces