Comidas Tradicionales Judías

Sección de intercambio de 
Comidas Tradicionales Judías

El Judaísmo se puso de moda ¿?
por Carolina

Queridos amigos, 

Tengo una tía super religiosa que hace años atrás, justo cuando estaba en medio de una crisis me dijo: "hijita, D’s es TAN bueno con nosotros que normalmente nos enseña por donde más nos duele". Al ver mi cara de pregunta, terminó diciendo "de ese modo, nunca más volvemos a meter la pata!"

Sabia tía Irmita, pucha que te quiero!!! Tiene toda la razón y lo digo por experiencia propia: cada vez que estoy por cometer un error siempre ha habido alguien o algo que me lo advierte. Una mamá preocupada, una hermana suspicaz, por último, esa vocecita interna que a uno le dice que está por hacer una burrada...

Tengo marcadas a fuego algunas conversaciones con mis mayores en las que claramente (según mi criterio adolescente) se discriminaba a los "goy". Esa palabrita que a mis ojos tenía una connotación despectiva, nunca me gustó. En realidad, "goy" es un término descriptivo, que se usa para referirse a cualquier gentil, o persona no judía y no es en ningún caso derogativo. 

En realidad no era discriminación. Ahora que soy mamá, me doy cuenta que en cualquier familia judía o no judía, suceden cosas parecidas. En cualquier colonia inmigrante, se opta por acercarse a gente "parecida a uno", con códigos y cultura parecida, con costumbres parecidas, etcétera. Ahora me doy cuenta que cuando se es mamá, se sufre de paranoia y se vive en un estado de alerta constante....

..."pero ese niño es goy, m’hijita!" decía la abuela, cuando invitaba a tomar el té a algún amigo adolescente....

"¡Y a mí qué! Es mi amigo y punto!!!" (pensaba yo y bajaba la cabeza)

Claro, lo que la abuela veía y yo no, era la posibilidad de que fuera él quien me rechazara por ser diferente. Lo que la abuelita veía era la posibilidad de que sunieta saliera lastimada...

Me explico: en una casa judía tradicional pasan "cosas" que para un "no judío" son curiosas. Hay mucho simbolismo implícito en cada rincón: mezuzot en todas las puertas; anaqueles con libros de rezos, cuyas solapas están grabadas con caractéres en hebreo; candelabros por todas partes, cajas de tzedaká; jarritos para lavarse las manos en los baños y cocina (en mi casa hasta tengo la brajá pegada frente a cada lavabo para recordarles a las niñitas que deben repetirla), sin contar que se pueden observar algunas costumbres rarísimas como la kashrut o un papá o hermano mayor que se cubre la cabeza todo el tiempo...

Así pues, las intenciones de los mayores no son discriminar sino más bien proteger...ahora lo veo claro. 

No es que se ande por la vida pidiéndole su identificación a todo el mundo. Muy por el contrario. Tengo grandes amigos, muy queridos que no son judíos. Incluso algunos árabes que son excelentes personas y muy respetuosas de mi familia y mis costumbres.

Lo que quiero decir es que debemos ser sanamente selectivos. No podemos abrir nuestros corazones o las puertas de nuestro hogar a alguien que venimos conociendo recién, sin saber si será una persona respetuosa o si más tarde nos va a pasar la cuenta mofándose de nosotros o tildándonos de vaya uno a saber qué cosa...

A los judíos siempre se nos acusa de ser "cerrados". Quiero aclarar ese punto con un par de situaciones reales:

¿Se han fijado en la proliferación de los restaurantes "kosher style"? Ojo, que en
esos restaurantes NO SE PREPARA COMIDA KOSHER!!! Lo que sirven ahí son platos que la cultura general ha asociado con "comida judía": baguels, falafel, verenikes, burrecas...

Tengo un par de conocidas que de tanto en tanto me piden alguna "receta judía" para sorprender a sus amistades con un plato "exótico". Yo no tengo problema en facillitar mi libro de recetas (perdón, abuelita: Tú libro de recetas!) pero lo que me termina por sacar de mis casillas es que después me cuentan del éxito de su "comida kosher" (PLOP!)

Y por qué me termina por sacar de mis casillas??? Porque decir "comida kosher" no es lo mismo que hablar de comida mexicana, comida china o comida española!

La kashrut es sagrada, no se puede banalizar. No le puedo enseñar a nadie que no sea judío en un manual tipo "hágalo usted mismo", a adoptar un estilo de vida kosher...

Por qué no? Dirán algunos. Sencillamente porque la kashrut no es una moda que se pueda adoptar por gusto o adquirir a través de un libro. Para optar por la kashrut se debe comprender profundamente el significado de esta dieta, las motivaciones y las repercusiones que poco tienen que ver con impresionar a la visita de turno o conquistar al buen mozo que "parece que es judío".

Habiendo crecido en un hogar judío, me demoré varios años en decidirme por el cambio. Hoy por hoy disfruto de mi casa kosher PERO a la luz de muchos otros preceptos y viviendo profundamente el judaísmo...

Puedo entregar un listado de cosas que se pueden hacer para "kasherizar" una cocina; puedo dar la dirección del almacén kosher más cercano, pero si esa persona no es judía y no entiende el significado profundo de las mitzvot, dudo que pueda beneficiarse espiritualmente de esta dieta. En ese caso, la kashrut se convierte en una coreografía, en una serie de pasos que se realizan sin ningún sentido y a mi entender, deja de tener la connotación de "alimento para el espíritu".

La apertura de la kábbalah para personas que no están preparadas para recibir ese conocimiento también me preocupa. No es que los judíos seamos "una sociedad secreta celosa de sus conocimientos". Lo que pasa es que antes de partir estudiando kabbalah, se debería estudiar Torah, y recién desde ahí, optar por los conocimientos que imparte esta disciplina. 

¿Alguien se puede imaginar a un judío participando de la eucaristía?; celebrando la Navidad?; recitando el padrenuestro?; asistiendo a misa de ramos? No?...bueno, hace pocos días se me acercó una señora mayor, muy entusiasmada porque iba a celebrar "el primer Shabat de su vida!" y "necesitaba con urgencia" que le anotara la brajá del encendido de velas "la fonética por favor porque no entiendo hebreo"...

Me explicaba que asiste a un centro de yoga y kábbalah (¿?) y que se había entusiasmado tanto con la idea que se había puesto de acuerdo con una amiga para celebrar Shabat en su casa....

Las intenciones de la señora no eran malas pero debo reconocer que me sentí ofendida...

Shabbat es el día más importante y más sagrado de todo el calendario judío. Más importante incluso que las altas festividades como Iom Kippur y Rosh Hashaná...Me pregunto si la buena señora sabría que se estaba metiendo en la columna vertebral del judaísmo y que estaba por convertir algo profundamente sagrado en una actividad profana.

Vuelvo a lo de mi tía religiosa: claro que sabía que esa persona no era una buena persona, aún así la hice partícipe de mis tradiciones. Resultado? Una mujer que cacarea en algo que suena parecido al hebreo, que tiene la irreverencia de llamar "Shabat" a las reuniones que hace en su casa los viernes, que insiste en que su comida es kosher, que de cuando en cuando llama a mi hermana para pedirle alguna receta y que compra toda la parafernalia "made in israel" que encuentra a su paso...¿para qué?, ¿por qué? No lo sé.

Me entienden????

Receta enviada por: Carolina

Indice de Comidas Tradicionales  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Untitled Document