Actualidad

El profundo significado del “dreidl” (perinola)

El Talmud en el tratado de Shabat (21 b) nos enseña: “En el 25 de Kislev, los ocho días de Januká no son días de duelo y de ayuno. Porque cuando entraron los griegos al Santuario, impurificaron todos los aceites que estaban allí. Y cuando se levantó el reino de los Hasmoneos y fueron victoriosos, buscaron y encontraron tan solo una vasija de aceite en la que estaba el sello del sumo sacerdote, y era suficiente solamente para un día (para encender las velas de la Menorá - candelabro de siete brazos), se hizo un milagro y estuvieron prendidas ocho días. Al año siguiente se decretó estos días de alabanza y agradecimiento”.

Si analizamos el párrafo recién citado, nos daremos cuenta que la misión del Imperio Griego no era aniquilarnos físicamente, sino, peor aun, exterminarnos espiritualmente, enmarcarnos qué debemos hacer y qué no, modificando nuestras raíces ancestrales, nuestra esencia. Ellos deseaban manejar nuestra espiritualidad a su manera, a su gusto.

¿Por qué ellos impurificaron los aceites y no los destruyeron directamente? ¡Hubiese sido más sencillo! Justamente porque ellos deseaban que encendiéramos el candelabro, pero a su forma de ver las cosas, no con la pureza y entereza que nos exige Di-s.

El sevivón (perinola) tiene forma cuadrada en su panza, simbolizando este límite que querían imponer sobre nosotros como pueblo. Pero cuando jugamos con este objeto, el hacerlo girar, provocamos círculos; justamente fue nuestra respuesta a su propuesta: revelarnos contra sus ideologías, demostrando que la Fe judía es cíclica, nunca se termina. Una circunferencia, un círculo de nunca acabar.

Pero no olvidemos que para lanzar el dreidl lo tomamos de su palillo supremo, pues, por más capacidades que podamos poseer, la ayuda siempre proviene de los Cielos, y es Hashem (simbolizado en este palillo) quien nos da la fuerza para salir victoriosos; Él es quien hace girar todo lo inferior, el mundo terrenal.

Ahora cuando veamos a los niños jugar al sevivón, nos daremos cuenta que algo más profundo se esconde tras él: la esencia de nuestro pueblo.

Alan Owsiany

Untitled Document http://www.alanconsultor.com.ar

http://reflexionando21.blogspot.com/


Alan J. Owsiany es Consultor Psicológico (Counselor). Al terminar sus estudios de bachillerato, estudió 1 año en Yeshivat "Kneset Jizkiahu" - Kfar Jasidim (Rejasim, Israel).

Desde la psicología humanística existencial (enfoque al que toma como columna vertebral), se esmera en aplicar su profesión dentro del marco de la Torá y las mitzvot.

Actualmente desarrolla tareas como docente integrador y acompañante terapéutico en escuelas ortodoxas de la comunidad.

 

Últimos artículos publicados  

Envíanos tu comentario

Nombre:

E - Mail:

Asunto:

Recomendado
Redes Sociales
Imperdible
Seguimiento
Novedad
Buena onda
Editoriales
Entretenido
Sensacional
Videos Alegres
Shabat
 
 
 


Copyright 2007 Todos los derechos reservados
Judaismo Virtual

 

fin

Esta pagina ha sido visitada veces